Noticias sobre la legalidad de la Educación en Familia en España

 

 

La no escolarización del menor y el artículo 226 del Código Penal.

Una de las principales preocupaciones de los padres y madres que educan en casa a sus hijos es saber si pueden ser condenados como autores de un delito penal. Y en caso de ser condenados por qué delito.

A fin de dar una respuesta adecuada conviene saber que el Derecho Penal se rige por dos principios esenciales: El principio de tipicidad y el de mínima intervención.

El primero de ellos significa que nadie puede ser condenado como autor de un delito que no se encuentre recogido en el Código penal. El segundo significa que el derecho penal en las relaciones familiares tiene un carácter estrictamente subsidiario.

Sabido esto, leamos el artículo 226 del Código Penal:

1. El que dejare de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar o de prestar la asistencia necesaria legalmente establecida para el sustento de sus descendientes, ascendientes o cónyuge, que se hallen necesitados, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses.

2. El Juez o Tribunal podrá imponer, motivadamente, al reo la pena de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar por tiempo de cuatro a diez años.

 

¿No escolarizar a un menor es una conducta tipificada en el artículo 226 del Código Penal?

La respuesta, por aplicación de los anteriores principios, ha de ser negativa. El Código Penal sanciona no cualquier incumplimiento de los deberes inherentes a la patria potestad, sino aquellos de singular gravedad y que supongan un incumplimiento total, absoluto y persistente de los deberes inherentes a tal relación. Una de las obligaciones de la patria potestad es procurar formación a los hijos. En el caso que nos ocupa sólo sería condenable la conducta de los padres que no procuran ninguna formación a sus hijos.

Es evidente que no es el caso de los menores que son educados en casa al tener éstos satisfechas totalmente sus necesidades.

 

En los últimos procesos judiciales en los que he intervenido como letrada, la argumentación para acordar el archivo de las diligencias previas y la absolución tras el juicio penal fueron:

Juzgado Instrucción de Mislata: Trasladado lo anterior al caso que nos ocupa, evidentemente ha quedado probado que el menor tiene totalmente satisfechas sus necesidades y que únicamente en cuanto a su formación la misma no se está realizando a través de los canales educativos homologados, pero ello no quiere decir que el menor no esté recibiendo ningún tipo de educación. Ha quedado acreditado que el menor si que está recibiendo una educación y formación por lo que la conducta delictiva debe reservarse únicamente para aquellos supuestos de total ausencia total y absoluta de formación poniendo en peligro la adecuada formación del menor lo que no ha quedado acreditado en el presente supuesto.

Juzgado Penal 1 de Granada: Tras la prueba practicada en juicio, este Juzgado no ha hallado elementos de convicción suficientes para estimar probado el hecho de la ausencia de escolarización del menor. Y es que a los fines de integrar el tipo del art. 226 del Código Penal por ausencia de escolaridad de menores, se debe distinguir entre lo que es dejación de funciones y deberes de la patria potestad que tiene lugar cuando al menor no se le procura ninguna formación, o la que se está impartiendo es sectaria y totalmente desviada de la que suele recibir otro niño de su edad en el ámbito geográfico donde vive, de aquellos otros casos en que recibe una formación. Las pruebas documentales acreditan que el niño recibe una formación en materias que son las usuales en nuestro sistema educativo, por lo que no se aprecia lesión al bien jurídico protegido que es la educación del menor y no el que esta tenga lugar de forma exclusiva por los cauces oficiales.

La conclusión es clara: No existe el delito de “no escolarización de los menores” sino el delito de dejación de las funciones y obligaciones derivadas de la patria potestad. Como los menores que se educan en casa sí reciben formación, no cabría una condena penal a los padres.

 

 

INFORMACIÓN SOBRE ASISTENCIA LETRADA A LAS FAMILIAS DE CLONLARA 

El servicio de Asesoría Jurídica que Clonlara ofrece a las familias matriculadas comprende:

Asesoramiento jurídico derivado de la incoación de procedimientos administrativos y judiciales (civiles, penales) consecuencia de la no escolarización de los menores.

No se incuye en dicho asesoramiento la asistenca jurídica (honorarios de abogado y procurador en el correspondiente proceso judicial).

Asesoramiento jurídico derivado de los requerimientos administativos en los procedimientos administrativos de convalidación y homologación de títulos obtenidos en Clonlara. Interposición de recursos administrativos y recursos contenciosos-administrativos (judiciales) en los procedimientos administrativos de convalidación y homologación de titulos.

Se incluye en el asesoramiento jurídico los honorarios de abogado en el procedimiento judicial.

En ninguno de los casos está incluido en el asesoramiento jurídico los honorarios de procurador de los tribunales, ni los gastos de desplazamiento y estancia de abogado.

Redes y Enlaces

Únete a nuestras redes sociales

Clonlara School on FacebookClonlara School on Twitter

Entra en nuestros Blogs

 

Nuestras oficinas

Clonlara Schule(Alemania)

Clonlara School(U.S.A.)

Clonlara Escola(Portugal)

Clonlara Iskola(Hungary)