Programa

El campus no presencial es para familias que quieren diseñar una educación a su propia medida. Nuestros estudiantes y sus familias se hacen cargo de su educación. Por propia filosofía, el campus no presencial no tiene un diseño curricular prediseñado. Por contra, nuestros estudiantes y sus familias tienen la flexibilidad y la libertad de escoger cómo aprender, para su mejor beneficio. No están encorsetados a un libro de texto o curso online. Nuestro campus no presencial ayuda a home schoolers, atletas, artistas, bailarines, músicos, estudiantes con altas capacidades y con necesidades educativas, aventureros, inventores, jóvenes con espíritu libre, a quienes necesitan horarios flexibles y muchas más realidades estudiantiles.

Enseñanza Elemental (grados 1 a 8)

Aprender debiera ser divertido, especialmente en la edad temprana, cuando los niños empiezan a tomar conciencia de sí mismos y del mundo a su alrededor. Los estudiantes y sus padres reciben un cuestionario que ayuda a las tutoras de Clonlara a comprender el interés, las necesidades y objetivos específicos de cada estudiante. Los padres trabajan junto al tutor para desarrollar un plan educativo que encaje con el interés, el talento natural y objetivos de sus hijos. Las tutoras pueden facilitar recursos didácticos a los estudiantes cuando éstos se sientan bloqueados en algún tema. Los padres supervisan el aprendizaje de sus hijos y se comprometen en enviar dos informes del progreso al año. Clonlara School le enviará las calificaciones anuales al finalizar el curso escolar.

Enseñanza Superior (grados 9 a 12)

Los estudiantes de High School (enseñanza superior) aprenden por vías que inspiran, motivan y conectan en todos los sentidos. Ellos tienen la capacidad de elegir, aprender y obtener créditos escolares persiguiendo sus pasiones, viajando, visitando museos, trabajando como aprendices, pasantes, leyendo, dibujando, diseñando, construyendo proyectos o realizando cursos online, en cooperativas y comunidades escolares, etc. Los estudiantes y sus padres son asesorados en distintos estilos de aprendizaje y reciben un cuestionario en profundidad, que ayuda a nuestras tutoras a entender los estilos, intereses y objetivos propios que los estudiantes se han marcado para la etapa post High School. Los padres y los estudiantes trabajan junto a las tutoras para diseñar un plan educativo que encaje en esos intereses, estilos de aprendizaje, talentos y objetivos, sugiriendo recursos didácticos cuando un bloqueo en las ideas lo haga necesario. Al final de cada semestre escolar, los padres y estudiantes rellenarán una “solicitud de reconocimiento de crédito” en cada asignatura trabajada que, junto a los trabajos realizados por los estudiantes, serán revisados por las tutoras para su aprobación. Los estudiantes que completen los requisitos de graduación recibirán un Diploma de High School acreditado.

Tutoras con gran experiencia

En Clonlara, a cada estudiante se le asigna una tutora. Ésta trabaja conjuntamente con él y sus padres para ayudar a diseñar un plan educativo que encaje en las necesidades propias de cada estudiante. Colaboramos juntos en escoger temas, enfoques de aprendizaje, materiales, recursos y mucho más.

El rol de la tutora-asesora.

Los estudiantes tienen una consulta inicial con su tutora para empezar a colaborar en un plan educativo para el año o semestre escolar. Las consultas se realizan por teléfono o videoconferencia. Los estudiantes y sus padres recopilan recursos, diseñan actividades de aprendizaje, realizan un seguimiento del tiempo invertido en el aprendizaje, guardan registro de sus trabajos y se ponen en contacto con la tutora cuando lo necesitan. Las tutoras comprueban varias veces cada semestre cómo van las cosas. Se recomienda la elaboración de un portafolio digital para facilitar esa tarea. Tras la consulta inicial la tutora enviará al estudiante recomendaciones concretas para que considere la utilización de herramientas y recursos, basadas en sus estilos de aprendizaje, objetivos e intereses.

El día a día en del proceso de aprendizaje

Padres y estudiantes documentan sus actividades educativas, escogen métodos de evaluación y miden sus progresos. Envían informes de progreso (en la enseñanza elemental) o informes de solicitud de crédito (en High School) a su tutora para su revisión y posterior aprobación por la Secretario Escolar. Cada familia recibe una Guía de Estudiante que contiene las orientaciones de cómo se trabaja en nuestro programa educativo, los estilos de aprendizaje, tipos de recursos educativos, enfoques de escolarización y una guía rápida para iniciarse. Los padres y estudiantes reciben también cuestionarios para aflorar las curiosidades, fortalezas, intereses, talentos, estilos de aprendizaje, necesidades y objetivos de los estudiantes. Estos cuestionarios ayudan a la tutora a individualizar el proceso de planificación educativo del estudiante. Las tutoras también pueden facilitar objetivos pedagógicos básicos publicados por Autoridades Educativas Públicas para aquellos padres que quieran comparar los progresos educativos de sus hijos con otros estudiantes de su edad.